Vendetta. Desde los ojos de Alice Cullen y Jasper Hale

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vendetta. Desde los ojos de Alice Cullen y Jasper Hale

Mensaje  alice_vision el Jue Mar 04, 2010 6:19 pm

Esta es una historia que también publico en Potterfics, asi que si la veis por ahí, sabed que NO la he plagiado, sino que es mía xD

Encuentro


Esta historia ocurre tras Jasper separarse de Peter y Charlotte, cuando se disponen, él y Alice, a buscar a la familia de Carlisle.



Alice



Supuse que llegar antes habría sido un acto acertado. Pero ¿por qué tardaba tanto? Parecía como si lo hiciese aposta. Volví a concentrarme y la cafetería se difuso ante mis ojos. De nuevo le vi cruzando la puerta. Aún faltaba más de una hora. Maldita sea ¿Por qué no se daba más prisa? Mi impaciencia se acrecentaba cada minuto que pasaba y cada vez me ponía más nerviosa. Necesitaba tranquilizarme de alguna manera. Por un momento deseé ser humana para que la manzanilla que tenía ante mí -intacta-, me hiciese algún efecto tranquilizador como parecía hacerlo en las personas de mi alrededor. El trabajar siendo vampiro te incapacitaba para algunos trabajos. Nada que pudiese tener algo que ver con sangre ni peligroso, de manera que la persona que estuviese contigo no empezara a sangrar. Por supuesto los trabajos debían de ser temporales. Si no trabajase de vez en cuando aunque no precisara del dinero, me hacía que no pudiese reponer mi ropa -cosa que odiaba -, para que no desentonara demasiado con la gente. Hubiese resultado bastante extraño que alguien entrase en una cafetería, se sentase en el taburete de la barra más alejado de las ventanas -solo por precaución ya que era un día tormentoso y no conocía como era el tiempo en Filadelfia -, y estuviese allí quieto sin tomar absolutamente nada.

Le dí un sorbo a mi manzanilla. Asquerosa. No entendía como podían tomar aquello. Intenté no poner caras raras mientras me tragaba aquello. Y resultó bastante difícil. Que asco, de verdad.

No podía creer que no hubiera llegado ya, ¿cuánto tiempo llevaba ya aquí? Me volví a disponer a concentrarme en mi visión, pero no fue necesario, llegó sola. Faltaban ya apenas cinco minutos para su llegada. Era esperanzador poder encontrar a alguien como yo, el saber que había alguien más además de mí a quien le horrorizaba tener que matar a nadie para poder alimentarse. El hambre no nos iba a matar, pero nos volvería más ansiosos, no podríamos controlarnos, y eso nos podría descubrir.

Un minuto. Ya faltaba poco. Muy poco. Pero seguía impaciente. Le dí otro sorbo a mi manzanilla, en seguida me arrepentí. Pero me la tragué como pude.

Entonces la puerta se abrió. Exactamente como yo sabía que se iba a abrir, y entró totalmente empapado por la lluvia de fuera. Menos mal, ya creí que no aparecería. Había tardado demasiado. Aquello me molestó un poco, pero me sentía muy contenta.

Me levanté lo más rápido que pude sin levantar sospechas entre los humanos y me dirigí hacia donde se encontraba él. Se quedó quieto, sorprendido ante mi proximidad.

-Me has hecho esperar mucho tiempo -le reproché.

Él agachó la cabeza.

-Lo siento, señorita -me contestó.

¿"Lo siento, señorita"? Encantador. Tuve que sonreírle a eso. Ya no se le veía tan tenso por lo que le tendí una mano para que me siguiera. Y así lo hizo.
avatar
alice_vision

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 26/05/2009
Edad : 24
Localización : Tras de tí!

Ver perfil de usuario http://www.potterfics.com/historias/34652

Volver arriba Ir abajo

Re: Vendetta. Desde los ojos de Alice Cullen y Jasper Hale

Mensaje  alice_vision el Dom Mar 07, 2010 5:02 pm

ESPERANZA
Jasper

Estaba realmente desconcertado. Al principio creí que me atacaría, nada probable en medio de tanto humano. La cafetería no estaba muy llena, pero no creo que pretendiese luego matar a tanta gente. Ella destilaba esperanza. Por lo que la seguí en cuanto me tendió la mano. No había sentido esperanza en mucho tiempo, demasiado.
Parecía muy contenta de verme allí, aunque en realidad, ella me había regañado de haberla hecho esperar. No entendía absolutamente nada. ¿Acaso ella sabía que iba a ir allí? Me sentía como una interrogación gigante.
Fuimos a sentarnos hacia donde se había levantado antes de ir directamente hacia mí. Me dí cuenta de que ante ella había un vaso a la mitad. No podía ser suyo. Al menos no sería para apagar su sed. Lo levantó hacia mi.
-¿Te apetece? –me preguntó con una sonrisa en sus labios.
Me estaba tomando el pelo. No pretendía tomar aquello ni por asomo. Eso me hizo reír. No sabía por qué estaba hablando conmigo. Ni yo por qué me había quedado a escucharla. Pero supuse que era porque me sentía bien con su alegría y esperanza.
El camarero pasó ante nosotros tras la barra.
-¿Desea algo? –me preguntó educadamente.
Hacía demasiado que no saciaba mi sed. Su proximidad casi pudo conmigo, pero no deseaba matarle a él también. Con el tiempo sabía que era inevitable, tendría que alimentarme si no quería perder el control. Y eso sería peor. Conseguí contestarle a duras penas con la voz más cortés que pude.
-No, gracias –aún así sonó algo cortante.
El camarero se fue para atender un cliente que se marchaba y pude respirar de nuevo sin miedo de matarle. No me hacía falta respirar, pero era incómodo y necesitaba aire para poder hablar.
Suspiré, de verdad que me fastidiaba sentir aquello en mi garganta. Me odié a mi mismo por tener que ser como era.
Sentí que alguien me cogió de la mano.
-Tranquilo, pronto no necesitarás de esta –me contestó ella, que me contemplaba preocupada por mi reacción.
No entendía a qué se refería. Ya era hora de hacer alguna pregunta.
-¿A qué se refiere?
avatar
alice_vision

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 26/05/2009
Edad : 24
Localización : Tras de tí!

Ver perfil de usuario http://www.potterfics.com/historias/34652

Volver arriba Ir abajo

Re: Vendetta. Desde los ojos de Alice Cullen y Jasper Hale

Mensaje  alice_vision el Dom Mar 07, 2010 5:03 pm

EXPLICACIONES
Alice

-¿A qué se refiere? –me preguntó ante el desconcierto.
Vaya. Ni siquiera me había presentado. A veces no conseguía recordar que no todo el mundo ve lo que yo. Daba por sentado que sabía tanto de mi como yo de él. Supuse que la presentación debía ir primero.
-Perdona –una disculpa no iría mal –no me he presentado –era algo obvio –. Soy Alice.
-Yo soy Jasper –me contestó automáticamente.
Le dediqué una ancha sonrisa.
-Lo sé.
Me miró confuso. Era obvio que no tenía ni idea de lo que yo le contaba. Algo que siempre me pasaba. Ya estaba acostumbrada a ver la calle, y no verla en cuestión de medio segundo.
-Te lo mostraré –le dije concentrándome todo lo posible.
La cafetería se difuso ante mis ojos. Bien con eso me bastaba. Cuando volví a la realidad, Jasper me miraba aún confundido.
-Dentro de apenas dos minutos a aquella mujer –señalé a una señora que se encontraba a dos metros de distancia sentada en una mesa con un niño pequeño –su hijo le tirará el vaso que tiene ante ella. Estate atento.
Eso pareció confundirlo aún más. Pero hizo lo que le pedí y esperó. Tras un minuto y medio, el crío tiró con un manotazo el vaso de su madre al suelo formando un gran charco en el suelo y quedando todos los cristales desparramados por todas partes con un gran estruendo.
Él abrió unos ojos como platos y se quedó mirando la escena expectante. No esperaba su reacción, bueno, al menos no esperaba que se lo tomara de una manera tan normal, supuse que eso se debía a que también poseía un don.
-¿Puede ver el futuro? –me preguntó absorto en sus pensamientos y mirando el lugar donde se había roto el vaso aún.
-No exactamente –levantó la mirada hacia mí –puedo ver el futuro según las decisiones que toma la gente. A ese enano no le gusta nada el tener que quedarse ahí quieto mientras su madre toma el café de todos los días. Supongo que pensó que así acabaría antes. –reí entre dientes –que decepción se va a llevar cuando sepa que aún le queda otra media hora más.
Se quedó pensativo de nuevo. Tardó en reaccionar tanto que si no hubiera sido porque sabía que me contestaría le habría zarandeado como a un muñeco.
-Por eso supo que vendría aquí ¿verdad? –asentí –y por eso supo como me llamaba –asentí de nuevo –. Supongo que ya sabrá cuál es mi don también –me sonrió.
Creo que a estas alturas se habría dado cuenta de yo que conocía un poco de su vida porque continuó preguntándome.
-¿Desde donde llegó hasta aquí?
Vale, lo reconozco, mi información dejaba mucho que desear.
avatar
alice_vision

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 26/05/2009
Edad : 24
Localización : Tras de tí!

Ver perfil de usuario http://www.potterfics.com/historias/34652

Volver arriba Ir abajo

Re: Vendetta. Desde los ojos de Alice Cullen y Jasper Hale

Mensaje  alice_vision el Dom Mar 07, 2010 5:03 pm

EN CAMINO
Jasper

-En primer lugar podrías dejar de llamarme así ¿por favor? –me contestó ella –deja de hablarme como si tuviera veinte años más que tú, me haces sentirme anciana.
No le gustaba que la llamase así. ¿La hacía sentirse mayor? Se supone que nunca envejecería. Pero no se gustaba que le hablase así. Muy bien.
-¿Cómo he de llamarla pues? –le pregunté.
-Soy A-li-ce –dijo pronunciando cada sílaba de manera que pareció más de una palabra –no hace falta que me llames señorita –puso mala cara –, suena fatal.
Ella quería que la llamara por su nombre de pila. De cierta manera me parecía una grosería. Aunque tal vez sería porque yo había nacido y crecido como un caballero sureño.
-Esta bien, Alice –sonrió tras ver que la llamaba por su nombre – ¿desde donde viniste? ¿Es que vives en un lugar tan habitado como Filadelfia? ¿No es muy arriesgado a la hora de –vacilé ante la palabra –cazar?
-Son muchas preguntas las que quieres hacerme, mejor que te las responda por el camino –se levantó mientras decía esto –, aquí hay mucha gente –lanzó una mirada furiosa al camarero que estaba quieto lavando los platos en el fregadero de la barra.
-Él esta escuchando –no era una pregunta, el hombre llevaba lavando el mismo vaso demasiado rato con gesto ausente.
-Si –me contestó dejando el dinero al lado de su vaso y dirigiéndose hacia la puerta – ¿nos vamos?
Extendió una mano hacia mí y la seguí hacia fuera. Seguía lloviendo, pero no importaba mucho. No íbamos a morir de frío y yo iba andando con la persona que me había hecho olvidar mi angustia cogida de la mano. Entonces caí en la cuenta.
-¿Hacia donde nos dirigimos?
No tenía ni idea de donde pretendía llevarme. Daba por supuesto que ella si sabía a donde se dirigía por sus palabras anteriores y su paso firme y seguro por las calles de un lado para otro.
-Te lo contaré por el camino –sonrió.
Era muy fácil hacerla sonreír. Y parecía que esta sonrisa fuera contagiosa porque no tuve más remedio que devolvérsela. Hacía mucho que no me sentía lo suficientemente bien como para poder sonreír, y ella lo había conseguido ya varias veces en apenas una hora. No deseaba irme. Tenía miedo de apartar la vista y que Alice pudiera desaparecer.
-Aunque… ¿te parece que primero vayamos de caza? –me miró a los ojos, supuse porque yo tendría negros pero algo me sorprendió.
Ella no tenía los ojos negros, ni rojos, sino dorados.
No lo entendía, en ese momento creí que sería por su omnisciencia. Pero yo no deseaba cazar. No lo deseaba, pero era irremediable.
-Tal vez no sea buena idea.
A lo mejor podría aplazarse otra semana, al menos unos días más. No tenía por qué morir nadie aún.
-No creo que la gente eche de menos a un par de osos.
¿Osos? ¿Qué? ¿A que se refería? ¿Es que no podía hablar claro? ¿Le parecía gracioso que yo no me enterase de nada?
avatar
alice_vision

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 26/05/2009
Edad : 24
Localización : Tras de tí!

Ver perfil de usuario http://www.potterfics.com/historias/34652

Volver arriba Ir abajo

Re: Vendetta. Desde los ojos de Alice Cullen y Jasper Hale

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.